Hotline: 901 233 481  • Abierto E-Mail: shop-es@obfuscateduhrzeit.org 100 días garantí­a de precio Garantí­a de cambio del producto de 30 días Gastos de envío gratuitos a partir de 40 euros Disponibilidad

Cambio horario y el consumo de energía

Información general

Hoy sabemos que el cambio a la hora de verano no es tan relevante en el ahorro de energía como lo creíamos. De acuerdo con la Asociación Alemana de Industria de agua y energía (BDEW), el uso de energía, el cual disminuye en las tardes soleadas de verano, aumenta correspondientemente en nuestras actividades nocturnas. De la misma manera, el uso de aire acondicionado aumenta, lo cual representa un gasto de energía equivalente al tiempo de invierno. Esto quiere decir, que un descenso en el consumo de energía, no se ve afectado mayormente por el cambio horario, sino por otros factores como p.e. el uso de lámparas de ahorro energético en los hogares alemanes, el cuál ha aumentado en los ultimos años.

Historia y desarrollo

La introducción de la hora de verano nace con el fin de disminuir el consumo de energía.
Así fue que Benjamin Franklin introduce su gran idea, la cual plantea una reducción del consumo de energía por medio del cambio horario, disminuyendo de ésta manera el consumo de luz artificial en las tardes y en las noches.

El horario de verano en Alemania y otros países europeos se introdujo secuencialmente para ahorrar energía durante la Primera Guerra Mundial El objetivo final, era invertir esta energía ahorrada en la economía de guerra. Poco después de la guerra, el cambio horario fue abolido en la mayoría de los estados. Cuando la segunda guerra mundial estalló el cambio horario fue introducido nuevamente, con el mismo fin de ahorrar energía, más sin embargo el nuevo tiempo de verano no se mantuvo y fue nuevamente abolido en la mayoría de los países después de la guerra.

El siguiente impulso importante para el uso del tiempo de verano fue la crisis del petróleo de 1970 . Francia reincertó el tiempo de verano en el año 1976, seguido por otros paises, en su mayoría de Europa central. Alemania incluyó el cambio en 1980. El objetivo principal, en éste caso, no fue el ahorro en el consumo de energía, sino una forma de crear normativas tolerantes entre los distintos países europeos para no bloquear el creciente mercado interno. En el año 1996, las normativas del tiempo de verano fueron alineadas en toda la Union Europea.

Efectos reales del cambio horario en el consumo de energía

La reducción del consumo de eneregía por medio del cambio horario siempre fue algo controvertido y nunca pudo ser comprobado.
Ya que el consumo de energía se ve afectado por una gran cantidad de diversos factores , solo sería de esperar que el cambio horario produzca algún tipo de efecto en el consumo
Sin embargo, la realidad demuestra todo lo contrario, el horario de verano trae consigo un aumento en el consumo de energía.

Puede que un cambio de horario conlleve a la reducción de energía artificial, sin embargo, esto significa un aumento en el consumo de energía por medio del uso de calefacción. De la misma manera aumenta el consumo de energía por el uso del aire acondicionado en los meses de calor, ya que los días son más largos y el uso de estos artefactos también aumenta debido al aumento de las actividades en el tiempo libre.